Feeds:
Entradas
Comentarios

 Sylvia Luz de Luca vuelve a enviarnos reseñas de los libros que lee, desde la Patagonia ragentina. Aquí los recibimos con ilusión, porque hacemos de puente para comunicar sensaciones y aventuras lectoras:

 

.. LA RABIA Y EL ORGULLO   ORIANA FALLACI   – Editorial El Ateneo. 6ª reimpresión, 2004. Buenos Aires 

El tema de este libro, según lo explica la misma autora en el largo prefacio (52 páginas) lo inspira el atentado del 11 de setiembre 2001, y como bien ella lo dice: “no es una novela ni un reportaje y tampoco un ensayo o unas memorias o un panfleto, es un sermón…un sermón dirigido a los italianos y a los otros europeos. Debía ser una carta sobre la guerra que los hijos de Alá han declarado a Occidente…”

  Esta gran escritora ha seguido como corresponsal de guerra, todos los conflictos de nuestra época y recuerda en este pequeño libro las peripecias que ha sufrido en muchos de ellos, los reportajes que hizo a conocidísimos políticos y sobre todo hace una arenga formidable y muy subjetiva para alertar al mundo sobre el avance del islam y sus fanáticos. 

Inicialmente se publicó por entregas en un periódico neoyorkino y fue un éxito de ventas, como libro vendió más de un millón de ejemplares en Italia en poco más de seis meses. Para esta edición en español, Oriana Fallaci ha contribuido personalmente a la traducción.

 Pocas veces un autor vuelca tan fervorosamente sus sentimientos en un libro, y si el propósito era conmover al lector, hacerlo reflexionar y repensar sus creencias, pues, conmigo lo ha conseguido.  

****************************** 

.. RELATO DE UN NÁUFRAGO  Que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber, que fue proclamado héroe de la patria, besado por las reinas de la belleza y hecho rico por la publicidad, y luego aborrecido por el gobierno y olvidado para siempre – GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ. Biblioteca García Márquez. 1º edición. Editorial Sudamericana y Clarín, 2007. Buenos Aires.

Tal es el título completo de esta excelente crónica que escribió García Márquez para el periódico El Espectador de Bogotá, sin pensar que se transformaría en el inicio de su carrera como narrador y que le costó el exilio y por poco la vida, debido a que los hechos revelados en el relato descubrieron algunos secretos guardados celosamente por la dictadura militar que gobernaba Colombia por ese entonces (1955).

 

El náufrago en cuestión le cuenta al periodista con lujo de detalles lo que tuvo que soportar y él lo narra en primera persona con una maestría increíble. Sentí como si el náufrago fuera yo, sentí hambre, sed, desesperación, ilusión, miedo y esperanza  a la par del protagonista. Imperdible, ágil y atrapante, sólo en 143 páginas

O debería ser… El caso es que nos juntamos el pasado miércoles, día 28 de abril en la reunión mensual de lectura, para charlar un poco sobre las impresiones de lo último que cada cual hubiese leído y extendernos en otras derivaciones; ejercicio que tanto nos gusta. Y, ya de paso, nos regalamos el paladar con una mistela (extracto dorado del fruto de la parra, edulcorado naturalmente), con galletas de chocolate (filigranas crujientes de masa horneada, bañadas total o parcialmente con el producto estrella que se deriva del cacao) y un buen café (líquido oscuro procedente del cafeto -coffea arabica- con el punto de cafeína reglamentaria y edulcorado con cristales del corazón de la remolacha); todo muy literario, como podrán ver y leer o imaginar y deducir.  

Nos repartimos un artículo de prensa, escrito por César Antonio Molina, titulado “Dios es una biblioteca”, que podéis leer en este enlace: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Dios/biblioteca/elpepiopi/

20100423elpepiopi_11/Tes  

A raíz de la lectura del libro “Nadie acabará con los libros”: conversaciones entre Jean-Claude Carrière y Umberto Eco, charlamos un rato sobre la evolución en los soportes de codificación de algunas manifestaciones culturales o artísticas, como son los textos, las fotografías, la música… La preocupación existente porque no se encuentra un soporte que pueda compararse en durabilidad con el viejo libro. Todo almacenamos ya en nuestras casas documentos en soportes que han dejado de usarse mayoritariamente y cuya información nos cuesta recuperar. ¿Dónde están ya los tocadiscos, casettes, magnetoscopios, disquetes, cintas de casette, CDrom…? ¿Cuánta vida les queda al DVD y al CD o al pendrive? ¿Tendremos que guardar una máquina reproductora de cada cosa en nuestra casa para poder “leerlos”? Amena conversación, alargada por las compras de libros realizadas el 23 de abril o a lo largo de aquella semana y referencias al blog donde vamos escribiendo algunas de las cosas que leemos.

En Internet, encontramos estos días un documento muy interesante sobre el libro (Book). Ahí va el enlace para disfrutarlo: http://www.youtube.com/watch?v=2ehpxNtOU3Q&feature=related  

La última parte de la tertulia, la ocupamos en ver y comentar una pequeña colección de elementos muy unidos a los libros y la lectura. Se trataba de un álbum de marcapáginas de muy variada procedencia que dio pie diversas intervenciones sobre la procedencia y proliferación de estos pequeños objetos, medio artísticos en algunos casos y muy funcionales, tan utilizados. Además, otro de los presentes aportó buen número de muestras de cómo podemos fabricarlos artesanalmente para regalar a las amistades, con motivo de eventos diversos, como pequeña herramienta de trabajo escolar, como recuerdo de una efeméride, etc., etc. Al final, la conversación derivó por ese terreno del coleccionismo que tanto sorprende a quien no lo práctica y que tanto engancha a quien se convierte en activo guardador y ordenador de uno o varios elementos: con mucho o poco valor económico y con algo o con mucho valor sentimental…

  Y, ya para finalizar, concretamos la fecha de la próxima reunión que la tendremos, si nadie lo remedia, el próximo 26 de mayo, miércoles. Los presentes en la reunión nos dimos libertad para leer cada uno y cada una lo que nos apetezca y caiga en sus manos. Luego, ya nos lo contaremos. Y de todo ello, muy por encima, da fe El Descoordinador.

Estilo narrativo fresco y chispeante pero con pequeñas dosis de una filosofía aplastante y sorprendente. Sinceramente, este texto ha supuesto para mí una fulminante crisis de identidad. Ya no sé a qué grupo pertenezco y miedo me da pertenecer al último…

“Los que saben hacer las cosas, las hacen; los que no saben, enseñan a hacerlas; los que no saben enseñar, enseñan a los que enseñan, y los que no saben enseñar a los que enseñan, se meten en política”.

La elegancia del erizo, Muriel Barbery

Seix Barral pág. 56

EL DESAFÍO

EL DESAFÍO – Colleen McCullough

 

Ediciones  B, S.A., 2005 para el sello Zeta Bolsillo

Barcelona.  3ª. Reimpresión: mayo 2006

……………………………………………………………………………

Como la historia que la hizo famosa, El pájaro Espino, esta novela se desarrolla en Australia, aunque el primer capítulo transcurre en Escocia, lugar de origen de los protagonistas, entre 1872 y 1900, plena época de conflictos sociales, étnicos y políticos, inminentes guerras, fiebre del oro, surgimiento y decadencia de ciudades y pueblos.

Es la historia de un matrimonio destinado al fracaso desde su inicio, escrita con la misma intensidad sentimental que El pájaro espino. Narra con lujo de detalles todo lo que el joven Alexander Kinross aprende en su vida, desde sus humildes orígenes hasta convertirse en un magnate de cuantiosa fortuna, guiado por la historia de su ídolo: Alejandro Magno. El lector comprende así cómo funciona una máquina de vapor, la extracción de oro de las minas y su evolución, un poco de geología e historia y sobre todo se adentra en el alma y sentimientos de sus protagonistas, tan diferentes entre sí, y sus relaciones sorprendentes e inesperadas.

Un libro interesante, un poco extenso tal vez, 630 páginas, pero vale la pena tomarse el tiempo y leerlo, se puede adivinar que la autora se informó bien antes de escribirlo y transmite tantos conocimientos que es doblemente gratificante.

…………………………………………………………………………………….

 

LO QUE CALLAN LOS SILENCIOS

 

En adhesión al Día Internacional de la Mujer, el sábado 6 de marzo se presentó en la Biblioteca Popular "Naciones Americanas" de Allen, la novela "LO QUE CALLAN LOS SILENCIOS" de la escritora Elisa O. Pérez de Oscar, maestra y narradora oral que nació en Buenos Aires pero vivió la mayor parte de su vida en la Patagonia Argentina, una amiga y compañera de muchos años.

Escribió cuentos y poesías que integran Antologías nacionales e internacionales. Recibió premios y menciones especiales por sus textos.
Publicó: "Huellas de abril", cuentos breves; "Los chicos del barrio", declarado de Interés Municipal por el H. Concejo Deliberante de la ciudad de Allen y de Interés Educativo Provincial por el H. Concejo Provincial de Educación de la Pcia de Río Negro. "Cuentos y recuentos de la abuela", narrativa infantil; "El sueño de Agustín", cuento infantil; "Cantos rodados", poesías; "Piuque de la Patagonia", narrativa Infantil.
Esta novela habla de silencios, de secretos y sumisiones. Relata la vida de una MUJER que supo reinventarse y encontrar una razón para vivir y obtener el respeto y la valoración de un pueblo que nació a partir de su adolescencia interrumpida, un pueblo que surgió como muchos otros pueblos de la Patagonia, con sus necesidades, sus frustraciones, su olvido, pero también con sus logros y su lenta pero inexorable evolución.
La sensibilidad de esta escritora, allense por adopción, se percibe en cada una de las palabras del relato, en cada personaje, en cada situación tan similar a la que vivieron realmente los pobladores patagónicos que hace que el lector se transporte, sufra, goce  y sienta como ellos. Sin duda, una "joyita".
Transcribo el párrafo inicial (a modo de prólogo):
¿Qué es el silencio? ¿Es no hablar? ¿No oír? ¿No decir? ¿No escuchar? ¿Hay otro silencio? ¿Hay muchos silencios? Silencio de palabras. Afasia. Silencio de gestos. Silencio de soledad. Silencio de voluntad. Silencio por indiferencia. Silencio por abulia. Silencio por sordera. Silencio por el silencio mismo. Silencio por omisión. Silencio por ignorancia. Silencio cómplice. Silencio: "de eso no se habla…" Silencios y más silencios…
Editorial Dunken- Buenos Aires- 2010

…………………………………………………………

 

Silvia Luz de Luca (desde la Patagonia argentina)

UN ÁRBOL CRECE EN BROOKLYN

Betty SmithDebolsillo 2009 – 512 páginas

 ……………………………………………………………………..

Es un clásico norteamericano sobre la infancia y juventud  de Francie Nolan, hija de inmigrantes irlandeses-austriacos que buscaron el sueño americano en los años veinte.

Le gusta leer sentada en la escalera de incendios de su casa bajo un árbol que crece en el patio de luces. Su madre insiste hasta la saciedad en la importancia de la educación y el orgullo personal. Cada día lee a sus hijos una página de la Biblia y otra de las obras completas de Shakespeare y mientras va creciendo, Francie lee y lee libros de la biblioteca de su barrio…

 

Su padre es un hombre débil al que le gusta la bebida y su madre trabaja limpiando escaleras en la vecindad. Viven rodeados de toda la familia Nolan, tios, abuelos, etc. y son bastante variopintos. Queda claro que es una familia de mujeres, los hombres están… pero anulados por la fuerza del carácter de las mujeres.

 

Hay momentos muy tristes, pero otros muy divertidos. He leído por ahí, que “Las cenizas de Angela”, se le parece bastante, y no lo digo al revés, porque  “Un arbol…” se escribió y publicó en su primera edición por los años 50. (poco después lo leí yo por primera vez, ja, ja, ja).

 

Mi admirado Paul Auster, recomienda su lectura, aunque a mí personalmente, me molesta un poco este tipo de recomendaciones, porque parece que quieran aprovechar el tirón de los escritores de fama para dar publicidad a un libro, o que necesite una  recomendación porque el libro no es bueno, y no es así, ya que si lo han reeditado, por algo será.  Viniendo a cuento con lo de las recomendaciones de escritores, he leído varios libros de Andres Neuman, que por cierto me gusta bastante (El viajero del siglo, premio Alfaguara, lo estoy leyendo ahora) y en los editados últimamente, viene una frase de Bolaño ensalzando las dotes del escritor, como publicidad…  Bueno no sé si me explico, pero no me gusta demasiado esa práctica de las editoriales para vender, si acaso en lugar de ponerlo en la tapa, podrían ponerlo al final y así no influirían a la hora de leerlo.

Saludos.

 

Elena Isábal

El 25 de marzo, nueva reunión del Grupo de lectura. Debate inicial, en torno a la viñeta publicada el 24.3.2010 por El Roto en El País: Una mujer sostiene en brazos a una criatura sin rostro definido y dice con seria expresión: “Dadnos a vuestros hijos y formaremos sus almas, nos dijeron, pero eran sus cuerpos lo que deseaban”. A buen entendedor, pocas palabras bastan…

  

Hablamos también del reciente Premio Alfaguara en su decimotercera edición: Hernán Rivera Letelier (por su novela “El arte de la resurrección”), a partir de la entrevista que publicaba El País el pasado 23 de marzo, con un titular de impacto: “Porque no fui un resentido, ahora no soy un soberbio de mierda”. Sorprendentes y nada habituales orígenes de un novelista ya reconocido (aunque desconocido para nosotros) que trabajó durante 30 años de minero en el desierto de Atacama chileno: “Mientras estaba en la mina, escribía y leía. Ahora soy un poeta que hace novela”. Nos ha interesado este escritor y nos propusimos explorar algunas de sus obras en este próximo mes de abril.

 

http://www.elpais.com/articulo/cultura/fui/resentido/ahora/soy/soberbio/mierda/elpepicul/20100323elpepicul_4/Tes

 

Hablamos de los libros de Ignacio Martínez de Pisón: “Dientes de leche”, “Carreteras secundarias” y “La ternura del dragón”. Coincidimos todos en estar ante un autor que escribe muy bien, sin artificios, que cuenta historias “verdaderas” y que ofrece finales sorprendentes y abiertos. Ya en este mismo blog se recogen comentarios sobre algunas de sus obras, leídas por los componentes del grupo.

  

La tertulia se desarrollo en torno a algunas delicias de chocolate y una copita de cava para brindar por el Premio extraordinario de FP que recibirá hoy, 26 de marzo en Zaragoza, una de las componentes del grupo. La misma que aportó un curioso libro, escrito en italiano, compuesto por reproducciones de cuadros donde se ven personas leyendo y acompañada cada reproducción de una cita lectora. El libro en cuestión es “Leggere” de Stefano Zuffi – Mondadori Electa, 2009. Y éstas, algunas citas en italiano, que resultan fáciles de entender:

  

Un libro, per triste che sia, non può essere triste como una vita” (Agota Kristoff) – “La persona, sia un gentiluomo o una signora, che non provi piacere per un buon romanzo debe essere intollerabilmente stupida” (Jane Austen) – “L´educazione comincia a formare il gentiluomo, ma la lettura, le buone compagnie e la riflessione devono completarlo” (John Locke)

 

  La próxima reunión la fijamos para el día 28 de abril, miércoles, a la hora y en el lugar de acostumbre, confiando en que volvamos a encontrarnos de nuevo para pasar un rato de tertulia, hablando de la literatura y de la vida. Felices vacaciones para quienes las puedan hacer y disfrutar, les desea con mucho ánimo el habitual  

Descoordinador.

                 LA PIEDRA DE LA PACIENCIA (Sangue sabur)

                              Atiq Rahimi. Madrid: Siruela, 2009

                               ………………………………………………….

En la mitología persa, “sangue sabur”, “la piedra de la paciencia”, es una piedra mágica a la que uno le cuenta sus desgracias, sus sufrimientos, sus miserias…, confiándole todo lo que no nos atrevemos a revelar a los demás… La piedra escucha, absorbe todas las palabras, todos los secretos, hasta que un buen día explota… Y ese día, uno queda liberado.  En este libro, localizado en algún lugar de Afganistán, pero también en cualquier otro país, “la piedra de la paciencia” es un soldado que se encuentra en estado vegetativo en la cama de su casa, debido a que le han dado un disparo en la nuca y lleva allí una bala alojada.  

Su mujer le cuenta todo lo que tuvo que callar, todo lo que tuvo que aguantar, llena de rabia y desesperación. Con dos niñas pequeñas, lava, cambia y limpia a su marido y le va colocando agua y azúcar en una bolsa de “suero” para alimentarlo mínimamente por una sonda que va directamente al estómago; rabia y desesperación también, por tener que atenderlo en esas condiciones, sin la ayuda de nadie.

 

A modo de catarsis personal, la esposa desgrana, en tono de reproche, unas veces o de pausada reflexión, en otras, la vida de ambos y aprovecha para sincerarse en algunos episodios importantes de su vida; una vida marcada por la ausencia prolongada de su marido, “casado” con la guerra, el desprecio o el abandono al que fue sometida por la familia de él, el menosprecio del marido hacia ella, la insatisfacción en sus relaciones sexuales y algunas sorpresas más…

 

 El libro tiene un final inesperado porque es verdad que “la piedra” explota. Se lee en un par de horas (114 páginas) y me ha gustado. Confieso que lo pedí en la librería porque había tomado la referencia, pero no recuerdo ni de dónde la tomé ni por qué lo hice. Premio Goncourt en 2008, el premio más prestigioso concedido en Francia.  

 

.. “El mulá no vendrá hoy”, dice con cierto alivio. “Tiene miedo de las balas perdidas. Es tan cobarde como tus hermanos.” Se levanta y da algunos pasos. “¡Los hombres sois todos unos cobardes!” Regresa. Sombría, clava la mirada en el hombre. “¿Dónde están tus hermanos, que tan orgullosos estaban viéndote combatir contra sus enemigos?” Dos respiraciones, y un silencio lleno de rabia. “¡Los muy cobardes!”, boquea. “Deberían ocuparse de tus hijas, de mí, de tu honor, de su honor, ¿no? ¿Dónde está tu madre, que no paraba de decir que se dejaría matar por un solo mechón de tus cabellos?”…(página 25)

 

 

Mariano Coronas Cabrero